Día Internacional del Libro IV

«Mejor ser vil, que ser vilipendiado…», comienza diciendo el Soneto CXXI, en esta ocasión leído por Óscar Gómez.

Y Leticia Quintanilla dice en los versos finales del Soneto II, refiriéndose a la presencia de un hijo: «Será un renovarte, cuando tú estés ya viejo/ y ver caliente tu sangre, cuando la sientas fría».

Ambos poemas demuestran que The Sonnets de William Shakespeare no puede calificarse, ni mucho menos, como un simple poemario dedicado a la exaltación del amor. Porque, aunque también este tema está presente, son otros muchos los que pueblan las páginas de esta obra. Por ejemplo, y como bien podemos escuchar en la voz de estos alumnos de AM Estudios, la importancia de la libertad de actos en uno mismo y de la persistencia propia a través de los hijos también son tratados aquí.

Frontispicio y portadilla del libro de poemas de William Shakespeare

Frontispicio y portadilla del libro de poemas de William Shakespeare

Anuncios

Y... a todo esto, ¿tú qué dices?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s